Bulldog Inglés

Todo lo que debes saber sobre el  Bulldog Inglés

Este hermoso arrugadito es El Bulldog Inglés el cual es un perro de raza mediana valeroso y testarudo. Las familias que conviven con esta raza, manifiestan que nunca se queja, ni cuando tiene hambre o sed ni cuando siente dolor.

Bulldog-inglés-9 Bulldog Inglés

 

Es un perro muy especial, robusto, potente y masiso, de patas cortas, con una sorprendente gran cabeza en comparación a su tamaño. Tiene arrugas muy pronunciadas; el hocico es corto y estrellado. Los ojos son redondos, de tamaño mediano. Las orejas son pequeñas.

Es muy sensible al calor debido a su hocico corto y aplastado. Sus ojos son muy delicados por lo cual se deben revisar y limpiar con regularidad para evitar irritaciones. No es un perro para salir a trotar, sino más bien de pequeñas caminatas.

Fotos del perro Bulldog Inglés

Principales Características del Bulldog Ingles

Origen: Reino Unido

Altura a la cruz: de 30 a 40 cm.

Peso: de 21 a 26 kg aproximadamente.

Pelo: corto, fino y suave

Color: atigrado marrón, atigrado blanco, beige, blanco puro, café y abigarrado

Promedio de vida: de 8 a 10 años

Carácter: es un perro muy cariñoso. Es un compañero perfecto para los niños y los ancianos, en particular debido a que no necesita mucho ejercicio y se adapta bien a un estilo de vida sedentario.

Relación con los niños: excelente

Relación con otros perros: buena

Aptitudes: perro de compañía.

Necesidades del espacio: se adapta bien al interior de la vivienda

Alimentación del Bulldog Inglés: de 400 a 450 g. diarios de alimento.

Arreglo: cepillado

Costo de mantenimiento: medio.

Origen del Bulldog Inglés

El Bulldog Ingles tiene una historia única. El origen del Bulldog Inglés viene del deporte antiguo el bull baiting (luchas con toros). Una teoría aceptada es que el Bulldog fue creado, en primer lugar, en las islas Británicas y que fue creado con el único propósito de la presa de toros, un pasatiempo extremadamente salvaje que era muy popular en Inglaterra. Su popularidad llegó a adquirir tales dimensiones que se convirtió en el deporte nacional de Inglaterra entre los siglos XIII y XVIII. Los dueños de los Bulldoges daban mucha importancia para la ferocidad de sus perros y, especialmente, para su resistencia al dolor.

Fue hasta 1778 cuando surgieron las primeras protestas y el duque de Devonshire en Staffordshire actuó contra la salvaje naturaleza del apresamiento de toros y abolió de forma oficial este horrible deporte. En 1835 el Parlamento británico prohibió estas peleas, pero la actividad no cesó hasta finales del siglo XIX. Por estos años el Bulldog estuvo a punto de desaparecer hasta que se empezó a estandarizar la raza.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *